Apadrinamiento de árboles el próximo 23 de agosto en Macanaz

Publicado en aragondigital.es: Los grupos ecologistas reunidos en asamblea decidieron, ayer lunes, iniciar acciones legales y ciudadanas para frenar “la devastación de las obras de la Expo”, según un miembro del grupo Triacanthos, José Antonio Domínguez. Para el jueves 23 de agosto han convocado una concentración en la arboleda de Macanaz a las 19.00 horas, con la que iniciarán una campaña de apadrinamiento de árboles.

Además, se han constituido en Coordinadora de Afectados, para presentar quejas formales ante las instituciones. Entre las diversas opciones, los ecologistas se plantean llevar a la Fiscalía del Estado y a la Comisión de Peticiones de las Cortes de Aragón sendas quejas por el impacto en el río Ebro de las obras de la Expo. De momento, están realizando “informes detallados de las afecciones que los ciudadanos están observando en las obras derivadas de la Expo y del Plan de Riberas”, ha asegurado Domínguez. En ellos, se incluirán agresiones a la vegetación, al patrimonio histórico y a infraestructuras urbanas como son los parques.

Otra de las medidas acordadas consiste en elaborar un “manifiesto en defensa del Ebro”, que cuente con el apoyo de ciudadanos y expertos en materia de ecología y ríos, así como de personalidades de la cultura a nivel estatal. “Se pretende extenderlo a nivel nacional para demostrar que nuestras peticiones están basadas en hechos científicos y de sentido común”, ha afirmado Domínguez.

Por último, se ha valorado también la posibilidad de mostrar los “destrozos de ciertas obras como el azud” a los periodistas “igual que la Expo les lleva de paseo para enseñar el desarrollo de las obras”. Sigue leyendo “Apadrinamiento de árboles el próximo 23 de agosto en Macanaz”

Anuncios

Crónica del miércoles 8 de agosto

Esta mañana los trabajadores que realizan las tareas de tala de árboles, desbroza del terreno y acondicionamiento de una pista de acceso al Puente de Piedra han llegado hasta el campamento ecologista, que desde el lunes 6 de agosto, permanecen acampados bajo el primer arco de la construcción medieval amenazada.

ZARAGOZA 08/08/07
Fuentes: testigos oculares y responsables de la acampada

Hoy miércoles 8 de agosto sobre las diez y media de la mañana los operarios han procedido a la tala de árboles entre el primer arco del Puente de Piedra y el Club Náutico, atravesando las tiendas de campaña de los ecologistas que protestan contra la iniciativa de dragado del Ebro.

La maquinaria pesada ha seguido avanzando para realizar el camino que permita realizar las catas (perforaciones de prueba) en la solera o base del puente. Retroexcavadoras y camiones volquetes van depositando piedras y tierra para construir una escollera que permita el acceso hasta los arcos del puente para realizar las prospecciones programadas.

Las personas acampadas han obstaculizado el paso de las máquinas y han comunicado a los trabajadores su determinación firme de impedir que continúen las obras. Los operarios, con total corrección, han manifestado los problemas de seguridad personal y penales que se podían derivar de tal actitud.

Sobre las doce del mediodía se han personado encargados de la  obra y representantes de la UTE (empresas DRACE y FPS, del grupo Dragados) responsables de la actuación en la ribera del Ebro. Han informado a los representantes ecologistas que al no deponer el bloqueo se había presentado una querella, presumiblemente a instancias de ExpoAgua, entidad gestora de la Exposición Internacional Zaragoza 2008, para que quedara cosntancia de las responsabilidades penales y económicas, pues se iba a pedir daños y perjuicios por los trastornos y retrasos en el plan de trabajo programado.

Los acampados han movilizado tanto a medios de comunicación como a colectivos y simpatizantes, que han bajado con total normalidad a pie de obra, estando presentes cuando ha hecho acto de presencia una dotación de la Policía Nacional. Los agentes han dialogado con los representantes de los ecologistas, que en todo momento han manifestado su comprensión y respeto hacia los trabjadores y su trato para con las personas acampadas. Los policías nacionales han procedido a la identificación de una treintena de personas presentes en dicho momento en la zona, tomando los datos como posibles imputados en las acciones judiciales que se tomen. Los acampados han reiterado su animo de seguir con la protesta mientras no haya una orden de desalojo firme por un juez.

Finalmente sobre la una de la tarde, los agentes de la Policía Nacional se han retirado, quedando una discreta vigilancia a nivel de calle. Los medios de comunicación (radio, televisión y prensa) han montado un retén de guardia para informar en caso de una intervención policial para desalojar por la fuerza el campamento.

Por la tarde, los ecologistas han recibido la visita de José Manuel Alonso, concejal electo de IU en el Ayuntamiento para un intercambio de impresiones sobre la situación política actual, valorando el impacto negativo de diversas obras vinculadas a la Expo 2008, como el azud que presuntamente garantiizaba la navegabilidad del Ebro hasta hace unas semanas.

La situación en el campamento es de calma tensa, a la espera de los acontecimientos, pero asumiendo que el desalojo puede ser cuestión de pocos días, si no es de horas. Desde la orilla del Ebro nos piden nuestro apoyo y presencia a lo largo del día, en especial en las concentraciones de las 20 horas en el Puente de Piedra (entrada por Echegaray y Caballero). Recordemos especialmente la cacerolada convocada este jueves 9 de agosto a las 8 de la tarde.

A las personas preocupadas por la defensa del Puente de Piedra y por el dragado del Ebro les piden que estén alerta ante la posibilidad de un desalojo por la fuerza y que difundan esta movilización.